Seis personas ingresaron a la Reserva Lago Peñuelas pese a restricción por emergencia sanitaria

En el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) resolvió suspender la atención de público en la Reserva Nacional Lago Peñuelas de Valparaíso, para evitar los contagios entre visitantes y trabajadores.

Sin embargo, a pesar de la restricción vigente desde el 18 de marzo pasado, guardaparques identificaron a seis personas que ingresaron al entorno silvestre, a través de una vía ilícita, aledaña a las dependencias de la empresa Esval.

Tras constatar esta situación, los funcionarios de CONAF conminaron a los infractores–cuatro adultos y dos niños- a abandonar el espacio protegido, que se mantiene cerrado hasta nuevo aviso.

Al respecto, el director regional de la entidad, Sandro Bruzzone, explicó que “dentro de la unidad, en una zona no autorizada para el tránsito de los usuarios, nuestros guardaparques descubrieron a una pareja de adultos paseando a sus perros y a otra junto a dos menores de edad”.

“Esta situación es grave, primero, porque infringieron la prohibición de uso público de la reserva y, segundo, porque además lo hicieron sin los implementos de protección frente al coronavirus, exponiendo al contagio a dos niños y al personal de CONAF que realiza turnos”, añadió.

Finalmente, Bruzzone manifestó que la institución forestal no determinó sanciones en esta oportunidad, y sólo instó a las personas involucradas a retornar a sus hogares, para evitar nuevos episodios de riesgo en el contexto de la pandemia.

Cabe destacar que en la región y el país, con turnos éticos y estrictas medidas de seguridad, continúan las labores de conservación de la biodiversidad y mantención de la infraestructura de las áreas silvestres protegidas del Estado.